Óptica San Pedro. Especialistas en Visión Borrosa. Conoce sus causas y soluciones.

Visión borrosa: Diagnóstico en un examen de agudeza visual

La visión borrosa es una alteración ocular muy frecuente, suele corresponder a una disminución de la agudeza visual de inicio gradual. Recordemos que la agudeza es la capacidad que permite ver objetos con mayor o menor nitidez.

Por ello, quienes padezcan esta afección tienden a ver los objetos fuera de foco y con opacidad. De hecho, la visión difusa también es un síntoma de otras alteraciones visuales. Tal como el desprendimiento de retina.

Por lo general, la visión nublada (como también se conoce) puede afectar a ambos ojos, pero algunos pacientes la experimentan solo en un ojo.

Causas de la visión borrosa

Las principales causas de esta alteración se asocian a errores de refracción o a la presbicia. Sin embargo, también podría ser una señal de problemas visuales más serios, tal como lo mencionamos al inicio. Incluso, podría ser una derivación de un trastorno neurológico. A continuación detallamos puntualmente sus causas comunes:

  • Errores de refracción: es decir, miopía, hipermetropía y astigmatismo. Los defectos refractivos no corregidos se manifiestan por medio de visión borrosa.
  • Degeneración macular vinculada a la edad: lo que propicia alteraciones en la retina que imposibilitan mantener una visión uniforme.
  • Cataratas: como consecuencia de la edad o bien por otras patologías, el cristalino se torna menos flexible, más grueso y más opaco. A su vez, produce problemas oculares relacionados a la visión difusa.
  • Estrés y fatiga: un estilo de vida pesado puede ocasionar la difusión de la vista por agotamiento excesivo.
  • Presión arterial elevada: cuando se sostienen niveles altos de presión arterial, la retina suele sufrir daños nublando la vista.
  • Fatiga ocular: cuando se está por tiempo prolongado ante una pantalla, los ojos deben hacer grandes esfuerzos acomodativos para enfocar y desenfocar. Esto, a su vez, aumenta el riesgo de nublar la vista.
  • Migrañas oculares: suele ser el inicio de una migraña o dolor de cabeza.
  • Cansancio crónico: generado por exceso de trabajo, estudio o por falta de sueño.

Síntomas de la vista nublada o borrosa

Aun cuando la visión borrosa suele ser también un signo de otras enfermedades oculares, esta alteración también desprende sus propios síntomas. Veamos cómo identificar un episodio de visión nublada:

  • Dolor de cabeza y de ojos.
  • Sequedad ocular.
  • Picor y enrojecimiento.
  • Dificultad para ver nítidamente objetos a mediana o lejana distancia.
  • Variaciones repentinas de la visión.
  • Reducción significativa de la visión, sobre todo en un solo ojo.
  • Dolor ocular.
  • Desgaste de una zona concreta en el campo visual.

Diagnóstico en un examen de agudeza visual

Cuando se presenten continua y prolongadamente algunos de los síntomas mencionados anteriormente, lo más recomendable es acudir a una revisión oftalmológica para detectar cualquier alteración en el sistema visual. De este modo, el primer paso es efectuar un examen detallado de agudeza visual.

Por lo general, la agudeza se mide mientras el paciente se ubica a unos 6m de una tabla ocular (tabla optométrica de Snellen) estándar que se encuentra apoyada o proyectada en una pared. Cada uno de los ojos se mide por separado mientras el otro se cubre con un objeto sólido, con la finalidad de evaluar el rendimiento de cada estructura ocular.

Además, la agudeza visual se mide con y sin las gafas del paciente. Usualmente, el profesional óptico-optometrista se apoya de un dispositivo con un pequeño agujero (refractor estenopeico) a través del cual estará mirando el paciente. Mediante este dispositivo se pueden corregir errores refractivos.

Igualmente, el examen ocular también es de gran importancia practicarlo durante esta revisión. Ya que a través de él se inspeccionan los reflejos fotomotores directos y consensuales, haciendo uso de la prueba de la linterna oscilante. De este modo, se controlan los campos visuales empleando la confrontación y una grilla de Amsler.

En Óptica San Pedro somos especialistas en Visión Borrosa

En nuestro Centro de Optometría nos preocupamos por brindar soluciones efectivas a nuestros pacientes. Justamente por eso, partimos de un examen de agudeza visual para detectar las posibles causas que propician la vista nublada. Con el propósito de adaptar el tratamiento más adecuado que nos permita potenciar la calidad visual de nuestros pacientes y, por supuesto, su salud ocular.

Rehabilitación Visual en Óptica San Pedro de Murcia

Rehabilitación visual: Técnica necesaria para combatir la baja visión

La rehabilitación visual nació como una esperanza para que los pacientes que padezcan de bajan visión puedan optimizar su calidad de vida. Por eso, en los últimos años esta técnica ha demostrado que se puede enseñar a las personas a utilizar al máximo su resto visual. Así podrán desarrollar su vida con total normalidad.

Recordemos que la baja visión es una alteración ocular que suele afectar más a adultos mayores. Incluso, la mayoría de estos pacientes padecen a su vez otras patologías visuales vinculadas también con el transcurrir de la edad. Siendo producidas por el desconocimiento de alternativas modernas que permiten optimizar su salud ocular.

El propósito de aplicar la rehabilitación ocular como una técnica necesaria para combatir la baja visión, es ofrecer a las personas la posibilidad de volver a tener una vida visualmente activa.

¿En qué consiste la rehabilitación visual?

Esta técnica oftalmológica consiste en la realización de una serie de ejercicios y estrategias oculares que permitan al paciente estimular y optimizar la calidad de su visión reducida.

Partiendo del hecho de que no toda su retina está dañada y, por ende, a través de un conjunto de ejercicios continuos puede aprovechar el resto visual que posee para poder llevar su vida de la mejor forma posible.

De este modo, cuando hay un problema en el campo central, en la mácula, a través de la rehabilitación visual se enseña al paciente a observar por una zona periférica cercana a la mácula. Si bien esta zona no detecta los detalles con suma nitidez como la mácula, se ampliará la imagen a través de ayudas ópticas para optimizar la visión.

Ahora bien, cuando hay una pérdida de campo visual, a través de esta técnica ocular se le enseña a recoger la información de una manera eficaz por medio de un rastreo visual. De igual forma, la rehabilitación ocular también permite mejorar el uso de las ayudas ópticas a través de entrenamientos y explicaciones.

En definitiva, en esta técnica se enseña desde lo más básico como el hecho de mantenerse orientado, y utilizar los complementos (bastón, por ejemplo…) para evitar lesiones. Así como entrenamientos más elevados como potenciar el resto visual para que el paciente realice con normalidad las labores diarias como cocinar, planchar, usar el teléfono y mucho más..

Objetivos de la rehabilitación visual

Por lo general, la rehabilitación ocular se orienta a objetivos específicos de acuerdo al tipo de paciente que padece de baja visión. En el caso de los niños, esta técnica se enfoca a promover un desarrollo general dentro de los estándares normales, es decir, a nivel cognitivo, psíquico, psicomotriz y socio – afectivo.

Mientras que en los adultos se orienta más a optimizar su vida personal y laboral. Y en los adultos mayores, la rehabilitación visual se aplica a miras de perfeccionar su vida diaria y ocio.

En resumidas palabras, esta técnica visual busca el mejoramiento continuo del resto visual para que todos los pacientes puedan desenvolverse tranquilamente en todo ámbito de su vida.

Pasos del tratamiento de rehabilitación visual

Inicialmente, cada paciente ha de recibir una atención y tratamiento personalizado de acuerdo a su patología y edad. Esto, con el fin de diseñar el plan de rehabilitación considerando las técnicas ideales de acuerdo a las características de cada persona.

Tomando en cuenta esa información, se sigue la siguiente ruta:

  • Primero, se establecen los objetivos que desea alcanzar el paciente. Tanto el profesional médico como el paciente definen los intereses concretos que se persiguen con este tratamiento.
  • Luego, se realiza una evaluación exhaustiva de la vista del paciente, examinando puntualmente cuáles son las áreas que funcionan, cuáles no y cuáles lo hacen de forma regular.
  • Posteriormente, se fijan las ayudas ópticas específicas que requiere el paciente para lograr los objetivos planteados al inicio de la rehabilitación.
  • Finalmente, se inicia el proceso de enseñanza de técnicas, ejercicios y estrategias visuales que permitan el mejor aprovechamiento posible del resto visual.

En Óptica San Pedro somos especialistas en tratar la Baja Visión

En nuestro Centro de Optometría contamos con tratamientos y ayudas ópticas que nos permiten potenciar el rendimiento del resto visual de nuestros pacientes. A través de un examen detallado y el establecimiento de un tratamiento, ayudamos a mejor la calidad visual de nuestros pacientes.

Motivados a ello, contamos con la innovación tecnológica orientada especialmente a la baja visión, el OrCam My Eye.

óptica San Pedro en Murcia. Especialistas en salud visual para lentes progresivas y de contacto. Progresivos Varilux Excellence

Déficit o deficiencia visual, tipos, limitaciones y tratamiento

No solo los adultos mayores sufren de déficit visual, todos sin importar límite de edad estamos expuestos a padecer alguna deficiencia visual. Bien sea por condición hereditaria, o también por un tratado equivocado de la salud ocular.

Hay muchas insuficiencias oculares distintas, algunas no son evidentes de forma inmediata. Sino hasta que llegan a un punto máximo que desequilibran en gran medida nuestra salud visual.

Afortunadamente, con el transcurrir de los años, la ciencia y la tecnología han evolucionado al punto de diseñar métodos y aparatos que permiten optimizar la calidad ocular de las personas. Sin embargo, sigue siendo importante que nos informemos más en torno a esta problemática mundial.

¿Qué es un déficit visual?

Un déficit o discapacidad ocular se define con base en la agudeza o campo visual. Hablamos de déficit cuando en uno de los dos ojos existe una reducción considerable de la agudeza visual, afectando aun con el uso de gafas. O bien existe una disminución importante del campo visual del ojo.

El déficit visual tiende a originarse por un errado desarrollo de los órganos visuales, o como consecuencia de accidentes donde los ojos resultaron lesionados. O también por el padecimiento de patologías que afectan la vista. Dentro de esas destaca la diabetes, las cataratas, el glaucoma y el tracoma.

Síntomas del déficit o discapacidad visual

Tengamos presente que cada deficiencia visual reúne sus propias particularidades, por lo que los signos de detección podrían variar de una a otra. Sin embargo, por lo general, los pacientes presentan una amplia variedad de síntomas. Entre ellos:

  • Campo visual restringido (visión en túnel).
  • Sensibilidad a la luz deslumbrante.
  • Pérdida de campo visual.
  • Daltonismo.
  • Ceguera nocturna.
  • Dificultades severas en la capacidad visual.

Tipología de las discapacidades visuales

Habitualmente, se maneja la siguiente clasificación:

  • Ceguera Total: ausencia de respuesta visual.
  • Ceguera Legal: 1/10 de agudeza visual en el ojo de más visión, con correctivos y/o 20 grados de campo visual.
  • Disminución visual: 3/10 de agudeza visual en el ojo de más visión, con corrección y/o 20 grados de campo visual total.
  • Baja visión, visión parcial o visión subnormal: agudeza central disminuida o la pérdida del campo visual.

Cada uno de estos tipos es ocasionado por diferentes motivos, tal como lo mencionamos anteriormente, por lo que sus efectos pueden variar.

Limitaciones y restricciones funcionales del déficit visual

Un deficiencia visual desencadena limitaciones en la ejecución de actividades cotidianas en quien la padezca. A una persona con déficit visual le es más complejo llevar a cabo situaciones vitales en su día a día. Los factores familiares, sociales, personales y contextuales se ven alterados en estos pacientes.

Las limitaciones van en función de la etapa del paciente. Cuando nos referimos a los niños, sus limitaciones son diferentes a las de un adulto mayor. En un niño el proceso de enseñanza es más complicado, la educación escolar se ve alterada a causa de la deficiencia visual que el pequeño padezca. Su desenvolvimiento social también se torna lento hasta que el menor aprende a sobrellevar su discapacidad visual.

Ahora, en caso de una persona mayor, una deficiencia visual genera limitaciones al querer salir por sí solo fuera de casa. Además, preparar alimentos, hacer compras, manejar dinero, entre otras.

Cualquiera que sea el caso, el proceso de adaptación es de vital importancia para que los pacientes puedan incorporarse con normalidad a la sociedad. El hecho de padecer un déficit visual no los hace diferentes, solo que necesitan emplear mecanismos especiales para llevar al día sus labores. Pero todo es posible mientras se les apoye y se les brinde el tratamiento adecuado.

Tratamiento para contrarrestar los efectos de una deficiencia visual

Antes de aplicar un tratamiento en específico, el profesional médico debe determinar la causa y el grado de la discapacidad visual. No para todos los tipos de déficit se aplica el mismo tratamiento. Sin embargo, por lo general suelen adaptarse los siguientes métodos:

  • Dispositivos de aumento para la visión.
  • Mando de la diabetes.
  • Cirugía de cataratas.
  • Control del glaucoma.
  • Adaptación de lentes correctores.
  • Cirugía de láser o crioterapia (congelamiento) para la retinopatía.
  • Ayudas visuales.

En Óptica San Pedro brindamos asistencia médica de primera calidad

Ante la sospecha de alguna deficiencia visual, en nuestro Centro de Optometría contamos con un equipo de profesionales que brinda asistencia personalizada.

Estamos a la vanguardia de los últimos avances tecnológicos para brindar a nuestros pacientes una mejor calidad visual que les permita llevar en tiempo y forma sus labores cotidianas.