Diplopía, un fenómeno que provoca visión doble

Problemas causados por la doble visión. Diplopía. Trastorno visual

La diplopía o visión doble es una alteración visual que consiste en la percepción de dos imágenes del mismo objeto que se observa. Este defecto ocular puede ser vertical, horizontal o diagonal, todo depende del lugar en el que surge la imagen duplicada. Es decir, podría ser encima, al lado, debajo o diagonal al objeto.

Este defecto ocular puede ocasionarse por diferentes causas o enfermedades previas. Es decir, desde afecciones de índole cerebral a estrabismos o anomalías en la superficie ocular.

Justamente por eso, es importante hacer una evaluación oftalmológica minuciosa que permita emitir un diagnóstico certero para definir el tratamiento más adecuado en función del tipo de diplopía que se padece.

Clasificación de diplopía

Tal como lo comentamos anteriormente, cuando sufrimos de doble visión percibimos dos imágenes de un mismo objeto. Esta alteración se categoriza en dos tipos:

Visión binocular

Se genera cuando nuestros ojos no coordinan al mismo tiempo, ya que no están alineados. Entre las causas de este tipo de diplopía destaca el estrabismo o desviación ocular. Por lo general, esta visión duplicada surge con el enfoque simultáneo de ambos ojos y desparece con la oclusión de uno de ellos.

Cuando se trata de visión doble de tipo binocular, es probable que sea continua, es decir, el paciente verá doble siempre. O también podría ser intermitente, la alteración surge y desaparece.

Visión monocular

En este caso, la diplopía solo afecta a la visión de un ojo y persiste cuando se cubre el otro. Esta alteración se vincula a enfermedades estructurales del ojo, las cuales evitan que las imágenes sean percibidas de forma correcta, dando paso a la doble visión.

Entre las causas de la diplopía monocular destacan los problemas de curvatura anormal de la córnea. Por ejemplo, síndrome del ojo seco, astigmatismos elevados, cataratas, queratoconos, cristalino desarticulado, afecciones en la retina, entre otros.

¿Por qué se produce la visión doble?

De acuerdo a cada tipo de diplopía, los factores causantes pueden variar. Sin embargo, los más comunes son los siguientes:

  • Opacidad del cristalino.
  • Defecto de refracción no corregido
  • Parálisis de los nervios oculomotores.
  • Diferentes tipos de estrabismos.
  • Afecciones en la tiroides.
  • Enfermedades neurológicas.
  • Traumatismos orbitarios.
  • Sequedad ocular.
  • Diabetes
  • Glaucoma
  • Migrañas, parálisis craneal o tumores.

Además de los factores causantes mencionados anteriormente en los tipos de diplopía.

Signos de alarma de la diplopía

Aun cuando ya sabemos que la principal señal de la visión doble es duplicar las imágenes percibidas, este signo suele estar acompañado por otros síntomas. Tales como los siguientes:

  • Alteración en el sistema nervioso, es decir, debilidad o parálisis, problemas de comunicación o lenguaje, entumecimiento, dificultad para caminar y comer, cefaleas, torpeza, vértigos, entre otros.
  • Molestia ocular.
  • Visión doble de los objetos en momentos intermitentes.
  • Cervicalgias crónicas.

¿Cómo se diagnostica la doble visión?

Por lo general, la diplopía es asociada como un síntoma de una patología visual y es muy sencillo de identificar, ya que su principal signo es la duplicación de las imágenes percibidas por los ojos.

Aunque, por supuesto, para conocer la raíz problema de la diplopía es habitual que el especialista efectué una revisión oftalmológica exhaustiva donde se suelen realizar las siguientes pruebas visuales:

  • Medición de los enfoques de la mirada. A fin de evaluar si el paciente sufre de algún tipo de estrabismo, u otras desviaciones visuales o bien patologías de otro índole.
  • Evaluación de la motilidad ocular. A través del movimiento automático, espontáneo y sistematizado de los ojos.
  • Resonancia magnética o tomografía computarizada. Con el propósito de identificar alteraciones en la órbita ocular, en el cráneo, en el encéfalo en la médula espinal.
  • Pruebas complementarias. Tales como analítica general, revisión de imagen, entre otras.

Tratamiento de la diplopía

Sin duda, la mejor forma de tratar la visión doble es atendiendo el trastorno subyacente. Igualmente, el tratamiento debe ir en función del grado de desviación y las características de los factores causantes.

Entre los métodos empleados resaltan los siguientes:

  • Intervención quirúrgica, de acuerdo a la alteración visual que produce la diplopía.
  • Uso de prismas.

En Óptica San Pedro tratamos la visión doble de acuerdo a las necesidades oculares de cada paciente.