Optometría infantil: ¿Cómo detectar y controlar la miopía en los niños?

Lentes progresivas y lentes de contacto en Óptica San Pedro. Optometria infantil

Dentro de la Optometría Infantil, la miopía es uno de los defectos refractivos más comunes que afecta a los niños. Siendo, además, una de las principales causas de un bajo rendimiento escolar. Pues los niños que presentan alteraciones en su sistema ocular no pueden potenciar adecuadamente su aprendizaje. Y les es más difícil concentrarse al no apreciar nítidamente las labores escolares.

Esto, les impide llevar sus estudios de la mejor forma posible, ocasionando la disminución y complejidad de su proceso de aprendizaje, y una débil integración. Tanto a nivel escolar, como a nivel familiar y social.

Precisamente por eso, el diagnóstico de la miopía en los niños es algo fundamental. Recordemos que ellos no saben identificar claramente si ven bien o no, así que hay que estudiar y evaluar constantemente los síntomas que pudiesen presentar. Sobre todo, al momento de ver la tele o en su rendimiento académico.

¿Cómo detectar la miopía infantil?

La miopía es una problemática visual que altera la vista de lejos, es decir, quien la padece no puede observar de forma óptima objetos situados a distancia. El modo de detectarla en la infancia es un poco más complejo. Pues los niños comienzan a padecer los síntomas sin saber que podría deberse a una alteración visual. Por lo general, hacen caso omiso y continúan sus actividades rutinarias.

Allí, el papel de los padres y de los docentes se vuelve fundamental. Ya que ellos interactúan más de cerca con los pequeños y pueden analizar su comportamiento. Hasta el punto de deducir que, quizás el sistema visual de los niños esté alterando su rendimiento y desenvolvimiento en todo ámbito de su vida.

Para detectar la miopía infantil es importante estar alerta ante cualquier señal de miopía que pudiese estar afectando al menor. Esto sería tanto en su entorno escolar, pues una alteración ocular le impediría mantener un rendimiento adecuado. Así como en su hogar, ya que también mostrarían un comportamiento al cual hay que atender.

Los síntomas más usuales de la miopía infantil son:

  • Cansancio visual.
  • Picor en los ojos.
  • Baja comprensión lectora.
  • Hacer gestos con los ojos para enfocar mejor.
  • Mantener una cercanía inusual para poder leer o ver bien la tele.
  • Constante parpadeo.

Tengamos presente que un diagnóstico temprano de este defecto refractivo es garantía de una mejor calidad de vida y una salud visual más adecuada para que los niños puedan desenvolverse cómodamente en la escuela, en la casa y en su entorno social.

Tratamiento para controlar la miopía en los niños

Tal como lo comentamos en líneas anteriores, mientras más temprano se detecte la miopía en los pequeños, más posibilidades hay de corregir el defecto refractivo. ¿Por dónde comenzar? Inicialmente, si el pequeño está presentando dificultad para visualizar correctamente objetos, palabras o personas a distancia, es un indicativo de que su sistema visual no está funcionando de forma correcta.

En ese punto, hay que llevar al menor a revisión oftalmológica bajo el servicio de Optometría Infantil para confirmar (o descartar) algún problema refractivo. De corroborarse que el pequeño presenta un cuadro de miopía (leve o intenso), hay que actuar lo más pronto posible. La valoración optométrica es fundamental para establecer el tratamiento adecuado.

Bastará con la adaptación de gafas o lentes de contacto graduadas en función de la magnitud de miopía del niño. Partiendo de allí, el profesional médico ha de establecer las indicaciones pertinentes a los nuevos hábitos visuales que deberá tener el pequeño para neutralizar la miopía.

Lo más recomendable es que el menor acuda a revisión oftalmológica por lo menos una o dos veces al año para corroborar que los niveles de miopía no estén aumentando.

En Óptica San Pedro somos especialistas en Optometría Infantil

Pensando en mejorar la calidad de vida y la salud visual de los pequeños, en Óptica San Pedro somos especialistas en Optometría Infantil. Contamos con un personal capacitado en el área para dar respuesta a las principales alteraciones visuales que suelen afectar a los pequeños, entre esas, la miopía.

Nuestro procedimiento consiste en una revisión profunda que nos permita determinar el nivel de miopía que padece el menor. De acuerdo a los resultados, adaptamos el tratamiento más conveniente para optimizar su sistema visual.

Port Relacionados