BAJA VISIÓN,
EXÁMENES

Estudiamos su visión

Le ayudamos a prolongar su capacidad visual

EXAMINAMOS SU VISIÓN Y LA RECUPERAMOS

Estudiamos y analizamos su visión, brindando información y soluciones

La Optometría Geriátrica es una rama de la optometría que se enfoca en estudiar cómo afecta el envejecimiento en las estructuras oculares. Además, el cómo influye este hecho en la capacidad visual.

De este modo, el servicio de baja visión estudia y analiza las diferentes patologías que generan afectación grave sobre la salud visual. Bien sea por una limitación del campo o por la agudeza visual, lo que incapacita al paciente para la realización de tareas habituales de su vida diaria.

Por ello, en Óptica San Pedro integramos el servicio de baja visión a fin de brindar a los pacientes información y tratamientos que les ayuden a prolongar su capacidad visual. Por lo que nos apoyamos en ayudas, técnicas, procedimientos y equipos dotados con los más altos estándares tecnológicos, dominados por especialistas en el área y capacitados para orientar al paciente durante todo el camino.

¿En qué consiste la alteración de la baja visión?

Estudiamos su visión y la mejoramos

La baja visión es una deficiencia producto de alguna enfermedad (congénita o adquirida) que da paso a una notable disminución de la capacidad visual. Bien sea de los dos ojos y/o del campo visual; y que aun cuando el paciente tenga lentes, el tratamiento no brinda las mejoras esperadas. Lo que por supuesto dificulta al paciente el poder realizar naturalmente sus actividades visuales. Es decir, leer, ver televisión, reconocer rostros, identificar objetos, hasta al punto de imposibilitar el recorrido de espacios interiores y exteriores por la baja visión.

Y esta afección puede reconocerse por un cuadro de síntomas muy concreto que suele aparecer de forma lenta, evidenciando señales de que algo no marcha del todo bien en lo que respecta a la salud visual.

¿Qué exámenes se realizan durante el servicio de baja visión?

A fin de estudiar a profundidad las patologías que podrían estar relacionadas a la deficiencia visual, en esta área se realizan diversos exámenes con el objetivo de detectar los defectos refractivos, así como las alteraciones visuales más usuales en estos pacientes. Y en fin, otros efectos de enfermedades sistémicas que, de alguna u otra manera, afectan notablemente la capacidad visual.

¿Cuándo es el momento oportuno para realizar un examen visual para detectar la baja visión?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hay más de 135 millones de personas que presentan dificultades visuales, a nivel mundial. Y de ellos, una proporción de 45 millones son ciegos totalmente. Mientras que el resto presenta disminuciones visuales que podrían propiciar una baja visión definitiva de no contrarrestar oportunamente los efectos de la deficiencia visual.

De allí, parte la relevancia de dar al sentido de la vista la importancia que merece. Sobre todo al realizarse periódicamente exámenes visuales que permitan detectar a tiempo alguna alteración que podría dar paso a una enfermedad degenerativa que podría dañar las estructuras oculares.

Entonces, ¿Cómo saber que es momento de ir a revisión visual médica? Aunque lo más recomendable es no esperar que aparezcan síntomas muy marcados que sugieran una alteración visual de intensidad media – alta, hay ciertos aspectos que podrían indicarte que ya es momento de visitar al médico para detectar (o descartar, en el mejor de los casos) estar padeciendo de baja visión. Fíjate:

  • Aun cuando tienes las gafas puestas, te cuesta reconocer los rostros de tus amigos y familiares considerando que los ves de forma recurrente.
  • Se te dificulta el ver bien a distancias cortas, por ejemplo, mientras cocinas, lees o cuando utilizas tu smartphone.
  • Se te imposibilita el elegir y combinar adecuadamente los colores de la ropa que te vas a poner, ya que sueles confundirlos.
  • Te es complicado hacer actividades rutinarias en el trabajo o en la casa porque las luces se tornan más oscuras.
  • Te es complejo leer los carteles de la calle mientras conduces o vas en el autobús. O de hecho, leer los letreros de las tiendas aun cuando caminas frente a ellos.

Sin duda, si comienzas a notar cambios en tu vista sin razón aparente, es el momento oportuno de acudir a consulta médica para una exploración exhaustiva visual que permita detectar qué alteraciones podrían estar dando paso a estos síntomas.

Preguntas que debes hacer al equipo profesional

Y con el fin de orientarte más durante el proceso, diseñamos esta pequeña selección de preguntas que puedes y debes hacer durante tu consulta médica para familiarizarte más con esta alteración visual. Además, con la intención de que puedas despejar cualquier duda que te surja durante el momento que te sea detectada la baja visión:

  • ¿Cuáles serán los cambios que sufrirá mi capacidad visual?
  • ¿Qué puedo hacer para prolongar mi vista?
  • ¿Qué cambios debo realizar en mi estilo de vida (alimentación, actividad deportiva…) para optimizar mi vista?
  • ¿Cómo puedo continuar con mis tareas rutinarias?
  • ¿De qué forma esta condición visual afectará mi trabajo?
  • ¿Qué debo hacer desde ya?
  • ¿Necesito medicamentos para tratar la alteración?

Y recuerda, perder visión no significa que debas renunciar a tus actividades cotidianas, ni que debas dejar tu empleo. Sin embargo, sí requerirá aplicar nuevas formas de llevarlas a cabo con el fin de extender tu capacidad visual lo que sea posible.

En Óptica San Pedro buscamos dar solución a todas aquellas personas que posean una alteración visual que ha disminuido su capacidad de la vista al punto de propiciar una baja visión. Por ello, ofrecemos a nuestros pacientes un tratamiento integral a fin de mejorar su sentido de la vista y, también, su calidad de vida.