Miodesopsias, manchas en la vista que aparecen con el sol

Miodesopsias, manchas en la vista que aparecen con el sol

Las miodesopsias, caracterizadas por ser manchas en la vista, también conocidas como “moscas volantes” o “cuerpos flotantes”, corresponden a un defecto ocular que consiste en la aparición de manchas o puntos en el campo visual. Por lo general, estos elementos suelen ser de diferentes formas y de color gris o negro.

Estas manchas son particularmente visibles cuando se observan zonas claras con gran iluminación. Por ejemplo, pared u hojas en blanco, cielo claro, u otros objetos en tonalidades claras, pero resplandecientes.

Si bien representan una dificultad en la visión, usualmente, se les considera como inofensivas. Eso sí, siempre y cuando no estén ligadas a patologías oculares.

¿Qué provoca la aparición de manchas en la vista o miodesopsias?

La miodesopsias es la representación de pequeños trocitos de sustancia gelatinosa que se forman en el área del humor vítreo, líquido transparente del interior del ojo. Y aun cuando parecen estar frente al ojo, lo cierto es que flotan en el líquido vítreo y lo que capta nuestro sistema visual son las sombras que estos pequeños cuerpos flotantes proyectan en la retina.

En la mayoría de los casos, el surgimiento de estas manchas en la vista es una consecuencia natural, asociada al paso de la edad, al estrés o al envejecimiento del ojo. Igualmente, la miopía, las lesiones en el ojo, la cirugía de cataratas, la diabetes o el desprendimiento del vítreo, también son factores de riesgo asociados a la miodesopsias.

Como lo comentamos en líneas anteriores, este problema ocular suele ser considerado inofensivo. Sin embargo, si la aparición es repentina, las manchas aumentan de volumen, no flotan sino que se mantienen estáticas, y están vinculadas a destellos de luz, entonces es prudente asistir a revisión oftalmológica para una revisión profunda que permita indagar sobre la existencia de patologías visuales donde estas manchas son un síntoma.

Pues estas manchas en la vista también están asociadas a otras alteraciones oculares de mayor gravedad. Tales como tumores oculares, desprendimiento de la retina, hemorragias o uveítis. Y la única vía posible para diagnosticar estos defectos, es acudir a revisión médica para una exploración profunda que permita dar con el problema.

Tratamientos para combatir la miodesopsias

Por lo general, estas manchas tienden a desparecer por sí solas en cuestión de unas semanas, siempre y cuando sean una consecuencia natural. Y aun cuando pueden ser muy molestas e incomodas, al tratarse de circunstancias fisiológicas, no ameritan un tratamiento especializado concreto, solo un par de recomendaciones:

  • No enfocar las manchas, ni tratar de perseguirlas con la mirada.
  • Evitar centrarse visualmente en superficies muy claras, o con mucha iluminación. Por el contrario, tratar de variar la mirada a espacios con diversidad en tonos de color.

Ahora bien, en el caso de que las manchas en la vista limiten significativamente el sistema visual, hay dos tratamientos que podrían seguirse, recomendados únicamente en casos muy excepcionales donde no haya otra alternativa:

  • La vitreólisis láser: conocida también como la fotodisrrupción, y se realiza a través del láser quirúrgico YAG. Su fin es fragmentar las sombras para que no perturben la visión.
  • La vitrectomía: es una cirugía utilizada cuando la miodesopsias generan incapacidad visual. Esta intervención consiste en el reemplazo del humor vítreo por una solución salina.

Si estas manchas oculares se presentan en la etapa del envejecimiento, lo más ideal es acudir a revisión médica, ya que este defecto visual duplica las probabilidades de un desprendimiento de retina. Lo que a su vez puede generar otras alteraciones oculares.

Así que si en algún momento los puntos pasan a aumentar su tamaño o a causa de ellas se llega a experimentar una súbita reducción de la capacidad visual, hay que acudir de inmediato al oftalmólogo.

En Óptica San Pedro tratamos la miodesopsias

Nuestro equipo de profesionales está capacitado para atender a diversas alteraciones visuales a través de una revisión profunda que permite diagnosticar el estado de las estructuras oculares. Partiendo de ello, se puede definir el tratamiento más idóneo para suprimir estas manchas en la vista de la mejor forma posible. Estamos comprometidos a velar por la salud visual de nuestros pacientes.

Problemas causados por la doble visión. Diplopía. Trastorno visual

Diplopía, un fenómeno que provoca visión doble

La diplopía o visión doble es una alteración visual que consiste en la percepción de dos imágenes del mismo objeto que se observa. Este defecto ocular puede ser vertical, horizontal o diagonal, todo depende del lugar en el que surge la imagen duplicada. Es decir, podría ser encima, al lado, debajo o diagonal al objeto.

Este defecto ocular puede ocasionarse por diferentes causas o enfermedades previas. Es decir, desde afecciones de índole cerebral a estrabismos o anomalías en la superficie ocular.

Justamente por eso, es importante hacer una evaluación oftalmológica minuciosa que permita emitir un diagnóstico certero para definir el tratamiento más adecuado en función del tipo de diplopía que se padece.

Clasificación de diplopía

Tal como lo comentamos anteriormente, cuando sufrimos de doble visión percibimos dos imágenes de un mismo objeto. Esta alteración se categoriza en dos tipos:

Visión binocular

Se genera cuando nuestros ojos no coordinan al mismo tiempo, ya que no están alineados. Entre las causas de este tipo de diplopía destaca el estrabismo o desviación ocular. Por lo general, esta visión duplicada surge con el enfoque simultáneo de ambos ojos y desparece con la oclusión de uno de ellos.

Cuando se trata de visión doble de tipo binocular, es probable que sea continua, es decir, el paciente verá doble siempre. O también podría ser intermitente, la alteración surge y desaparece.

Visión monocular

En este caso, la diplopía solo afecta a la visión de un ojo y persiste cuando se cubre el otro. Esta alteración se vincula a enfermedades estructurales del ojo, las cuales evitan que las imágenes sean percibidas de forma correcta, dando paso a la doble visión.

Entre las causas de la diplopía monocular destacan los problemas de curvatura anormal de la córnea. Por ejemplo, síndrome del ojo seco, astigmatismos elevados, cataratas, queratoconos, cristalino desarticulado, afecciones en la retina, entre otros.

¿Por qué se produce la visión doble?

De acuerdo a cada tipo de diplopía, los factores causantes pueden variar. Sin embargo, los más comunes son los siguientes:

  • Opacidad del cristalino.
  • Defecto de refracción no corregido
  • Parálisis de los nervios oculomotores.
  • Diferentes tipos de estrabismos.
  • Afecciones en la tiroides.
  • Enfermedades neurológicas.
  • Traumatismos orbitarios.
  • Sequedad ocular.
  • Diabetes
  • Glaucoma
  • Migrañas, parálisis craneal o tumores.

Además de los factores causantes mencionados anteriormente en los tipos de diplopía.

Signos de alarma de la diplopía

Aun cuando ya sabemos que la principal señal de la visión doble es duplicar las imágenes percibidas, este signo suele estar acompañado por otros síntomas. Tales como los siguientes:

  • Alteración en el sistema nervioso, es decir, debilidad o parálisis, problemas de comunicación o lenguaje, entumecimiento, dificultad para caminar y comer, cefaleas, torpeza, vértigos, entre otros.
  • Molestia ocular.
  • Visión doble de los objetos en momentos intermitentes.
  • Cervicalgias crónicas.

¿Cómo se diagnostica la doble visión?

Por lo general, la diplopía es asociada como un síntoma de una patología visual y es muy sencillo de identificar, ya que su principal signo es la duplicación de las imágenes percibidas por los ojos.

Aunque, por supuesto, para conocer la raíz problema de la diplopía es habitual que el especialista efectué una revisión oftalmológica exhaustiva donde se suelen realizar las siguientes pruebas visuales:

  • Medición de los enfoques de la mirada. A fin de evaluar si el paciente sufre de algún tipo de estrabismo, u otras desviaciones visuales o bien patologías de otro índole.
  • Evaluación de la motilidad ocular. A través del movimiento automático, espontáneo y sistematizado de los ojos.
  • Resonancia magnética o tomografía computarizada. Con el propósito de identificar alteraciones en la órbita ocular, en el cráneo, en el encéfalo en la médula espinal.
  • Pruebas complementarias. Tales como analítica general, revisión de imagen, entre otras.

Tratamiento de la diplopía

Sin duda, la mejor forma de tratar la visión doble es atendiendo el trastorno subyacente. Igualmente, el tratamiento debe ir en función del grado de desviación y las características de los factores causantes.

Entre los métodos empleados resaltan los siguientes:

  • Intervención quirúrgica, de acuerdo a la alteración visual que produce la diplopía.
  • Uso de prismas.

En Óptica San Pedro tratamos la visión doble de acuerdo a las necesidades oculares de cada paciente.

Sindrome del ojo seco. En Óptica San Pedro somos especialistas en tratamiento visuales

Síndrome del ojo seco, causas, síntomas y tratamiento

El síndrome del ojo seco es una enfermedad crónica que, por lo general, suele ser progresiva. En la mayoría de los casos, esta alteración puede tratarse con éxito y, como resultado, se consigue un mayor nivel de comodidad para el ojo. De este modo, se neutralizan los síntomas y se logra una visión más nítida.

Sin embargo, dependiendo de las causas, gravedad e intensidad, el tratamiento asignado de acuerdo a las necesidades oculares puede ser permanente. Pues al tratarse de una patología crónica que afecta a un 30% de la población, requiere de una estrategia terapéutica personalizada para conseguir que el paciente pueda llevar su vida con total normalidad.

¿En qué consiste el síndrome del ojo seco?

El ojo seco es un defecto multifactorial y crónico generado por una falta significativa de suficiente humectación y lubricación sobre la superficie del ojo. Lo que a su vez, produce molestias, otras alteraciones visuales y, en algunos casos, también da paso a lesiones en la conjuntiva y en la córnea.

Además de conocérsele como síndrome del ojo seco y “ojo seco”, este problema visual también es identificado bajo los siguientes términos:

  • Síndrome de disfunción lagrimal: término utilizado para destacar que una calidad errónea de las lágrimas es igual de importante que una cantidad inadecuada.
  • Queratoconjuntivitis sicca: por su parte, este término se emplea para describir el ojo seco que afecta tanto a la conjuntiva como a la córnea.
  • Queratitis sicca: por lo general, se utiliza este término para detallar la deshidratación e inflamación de la córnea.

En pocas palabras, el síndrome del ojo seco refiere a una patología que aparece cuando el globo ocular sufre de una escasez lagrimal. Siendo indispensable para humedecer los ojos y suprimir las partículas que se hayan podido introducir.

Cuáles son las causas que dan paso al ojo seco

Las causas de esta alteración visual son múltiples, y partiendo de ellas, es que se establece el tratamiento más ideal.

Usualmente, el ojo seco se relaciona con las variaciones hormonales, las cuales fomentan que los ojos comiencen a generar menos cantidad de lágrimas. O bien, que la película lagrimal sea de una calidad inferior a lo necesario para mantener humedecidos los ojos.

Igualmente, podemos resaltar las siguientes causas que producen el síndrome del ojo seco:

  • Edad avanzada.
  • Exposición prolongada ante el ordenador o dispositivo móvil.
  • Encontrarse en ambientes excesivamente secos o con mucho viento.
  • Uso innecesario de lentes de contacto.
  • Consecuencia de la diabetes.
  • Efectos secundarios de fármacos.
  • Efecto colateral de una cirugía previa del ojo.
  • Exposición excesiva ante los rayos solares.

Síntomas usuales del ojo seco

Entre los más comunes, destacan los siguientes:

  • Picor, irritación, lagrimeo y enrojecimiento del ojo.
  • Fatiga visual y visión borrosa.
  • Sequedad ocular.
  • Sensación de cuerpo extraño en el ojo.
  • Intolerancia atípica o incomodidad excesiva a la luz.

Tratamiento y prevención del síndrome del ojo seco

Como bien lo comentamos anteriormente, el tratamiento del ojo seco se relaciona a las causas que han propiciado la alteración. Por lo que la forma de atender la enfermedad podría ser diferente en cada paciente. Sin embargo, los tratamientos más comunes son los siguientes:

  • Lágrimas artificiales: ideal para los casos leves de ojo seco, se utilizan entre 2 a 4 veces al día de acuerdo a las necesidades oculares del paciente.
  • Gafas: especialmente aquellas que permitan mantener la humedad en los ojos.
  • Tapones especiales: estos se ubican en los conductos de drenaje lagrimal, su función es ayudar a que la película lagrimal permanezca durante más tiempo en la superficie ocular.
  • Cirugía: este tipo de tratamiento se aplica solo en casos graves, y se basa en la oclusión de los puntos lagrimales.

En cuanto a la prevención, una de las medidas para evitar el ojo seco es mantenerse fuera de los ambientes secos, y demás elementos que puedan irritar los ojos. Por ejemplo, el humo del cigarrillo o tabaco. Igualmente, adoptar hábitos como parpadear más seguido y descansar la vista frecuentemente.

En Óptica San Pedro atendemos el síndrome del ojo seco

En nuestro Centro de Optometría velamos por una íntegra salud visual, por eso, partimos de una revisión general para determinar las causas del ojo seco. Considerando los resultados, definimos el tratamiento más ideal.

Desprendimiento de retina. Problemas visuales y soluciones en Óptica San Pedro de Murcia

Desprendimiento de retina, causas, síntomas y tratamiento

El desprendimiento de retina es una de las emergencias oftalmológicas de mayor preocupación. Esta alteración consiste en la dispersión de la retina neurosensorial del tejido inferior, provocada por la acumulación de líquido sub-retiniano de la pared ocular a la que está pegada.

Recordemos que la retina es una capa de tejido ubicada en la parte posterior del ojo, cuya función es percibir la luz y enviar las imágenes al cerebro para que este las procese. La retina es la encargada de suministrar una visión nítida y central, indispensable para leer, conducir y apreciar los mínimos detalles.

El desprendimiento de la retina puede afectar a personas de todas las edades, pero es más usual en adultos mayores de 40 años.

¿Cuáles son las causas del desprendimiento de retina?

Por lo general, en la mayoría de los casos en que se presenta la separación de la retina, es debido a la existencia de uno o más agujeros retinianos. De hecho, hay 3 mecanismos que pueden dar paso a un desprendimiento de retina.

Es decir, el tipo regmatógeno, es el más usual, ocasionado por una rotura retiniana que suele surgir tras un desprendimiento del vítreo. Igualmente, el tipo traccional, común de la retinopatía diabética proliferativa. Y el tipo exudativo, generado por la existencia de alteraciones de filtración vascular, o bien tras un tumor.

Además, también son comunes las siguientes causas y factores de riesgo:

  • Alto grado de miopía.
  • Complicada intervención quirúrgica de cataratas.
  • Otras alteraciones o condiciones de la vista o del ojo.
  • Previo sufrimiento de lesión en el ojo.
  • Separación de retina en el ojo contralateral.
  • Existencia de pérdidas retinianas periféricas delicadas.
  • Traumatismos oculares abiertos o cerrados.
  • Envejecimiento normal del ojo, lo que ocasiona reducción y deterioro retiniano.
  • Crecimiento atípico del ojo (por lo general, debido a la miopía).

Por ende, la separación de la retina es una alteración ocular que podría llegar a ser grave si no se atiende lo más pronto posible.

Síntomas de la separación de retina

Los principales signos de alarma que podrían revelar la existencia de un desprendimiento de retina son los siguientes:

  • Destellos luminosos (fotopsias). Usualmente, son repetitivos y percibidos en un mismo sector del campo visual. Además, también surgen machas en la vista (miodesopsias) que aumentan de tamaño constantemente.
  • Alteraciones en el campo visual. Comúnmente, representadas por una sombra, similar a un telón o una cortina negra. Lo que impide la visión parcial o total de un ojo.
  • Reducción de la vista central. Surge por la alteración de la mácula.

¿Cómo es el tratamiento del desprendimiento de retina?

Si la retina solo está desgarrada y aún no se ha generado el desprendimiento, el profesional en oftalmología podría considerar un tratamiento provisorio aplicando un láser durante la revisión, conocido como fotocoagulación. O también un tratamiento con frío, llamado crioterapia.

Ahora, si ya se produjo el desprendimiento, el único tratamiento que podría frenar las consecuencias, es una intervención quirúrgica. El propósito es obstruir el desgarro de la retina, colocándola nuevamente en su sitio.

Por lo general, esto puede efectuarse empujando desde afuera de la pared del globo ocular hacia ella, situando cinturones o trozos de silicona. O bien realizando una vitrectomía e insertando luego, gas o aceite de silicona dentro de la cavidad vítrea. Usualmente, esta intervención se efectúa de manera ambulatoria, bajo anestesia local y sedación.

La cirugía del desprendimiento de retina debe ser lo más temprano posible una vez se comienzan a sentir los síntomas mencionados. De este modo, se aumentan las posibilidades de éxito y el resultado visual final podría ser mucho mejor.

Considerando que, si el desprendimiento no se trata en el momento justo, se produce la pérdida de la visión, en la mayoría de los casos, podría ser de forma irrecuperable. Todo depende del daño ocular que haya producido el desprendimiento.

En Óptica San Pedro velamos por una salud visual integral

En nuestro Centro de Optometría procuramos realizar una revisión exhaustiva partiendo de los síntomas expresados por nuestros pacientes. Con la finalidad de atender lo más pronto posible a alteraciones visuales con el tratamiento oportuno de acuerdo a los resultados obtenidos en la exploración ocular.

Trastornos y problemas visuales en niños. Miopía, estrabismo, astigmatistmo, etc. Óptica San Pedro en Murcia

Principales trastornos visuales es en los niños

Los trastornos visuales en los niños son más frecuentes de lo que pensamos, y sus causas son variadas. Tengamos presente que cuando el bebé nace, su sistema visual no está apto para los usuales destellos del exterior, por lo que el pequeño ve borroso.

A medida que transcurren las semanas, el bebé comienza a desarrollar sus estructuras oculares de acuerdo a sus necesidades concretas. Sin embargo, a causa de factores genéticos o falta de atención a su sistema visual, este podría deteriorarse dando paso a alteraciones visuales.

Trastornos oculares en los niños: ¿Cuáles son los más frecuentes?

Demos un repaso a información detallada de cada uno de ellos:

Astigmatismo

Es un trastorno ocular caracterizado por el hecho de que un fragmento de la imagen queda enfocado por delante del resto. Esta alteración se da tanto en la visualización de los objetos cercanos así como en los lejanos.

Por lo general, el astigmatismo se vincula a otros trastornos oculares en los niños, como la miopía y la hipermetropía.

  • Señales de alarma: visión borrosa, giros de cabeza para poder mirar algo de forma nítida, entre otros.
  • Tratamiento: la adaptación de gafas es la alternativa más efectiva. De acuerdo a las necesidades del pequeño, se podría recurrir a otros métodos.

Ambliopía u ojo vago

Es un trastorno ocular que suele aparecer a muy temprana edad. Siendo relevante diagnosticarlo en los primeros dos años de vida del pequeño, a fin de optimizar su visión lo más pronto posible. La ambliopía se da cuando un ojo (o los dos) comienza a perder un grado importante de visión.

Usualmente, se produce porque el cerebro, al recoger dos imágenes diferentes (la de un ojo y la del otro), ignora la que se percibe de forma errónea. De este modo, poco a poco las vías que trasladan información del ojo al cerebro dejan de trabajar por su poco uso. Allí, es cuando el pequeño termina dependiendo de un solo ojo para ver.

  • Señales de alarma: dolores de cabeza o tortícolis, cierre de uno ojo para enfocar, inclinación de la cabeza a un lado en particular para ver mejor, frotar los ojos muy seguido, guiños constantes, entre otros.
  • Tratamiento: las gafas y los parches son las alternativas más efectivas. Aunque las necesidades del pequeño podrían requerir otros mecanismos.

Miopía

Es de los trastornos oculares en los niños más frecuentes, sobre todo en edad escolar. La miopía es un defecto refractivo que implica dificultad para ver nítidamente de lejos. Pues la imagen que debería constituirse en la retina, se forma es delante de esta. Por ello, los objetos lejanos tienden a verse borrosos.

  • Señales de alarma: dificultad para ver de lejos, confusión al ver personas a lejana distancia, apretar los ojos para enfocar mejor, problemas de aprendizaje asociados a fallas con vista lejana, entre otros.
  • Tratamiento: adaptación de gafas, y una vez alcance una edad mínima de 18 años, puede recurrir a la cirugía láser.

Hipermetropía

A diferencia de la miopía, en este caso el pequeño no logra ver bien de cerca. La hipermetropía se produce porque las imágenes se enfocan por detrás de la retina. Por ello, los objetos cercanos no logran apreciarse nítidamente.

  • Señales de alarma: dolor de cabeza al mirar de cerca por mucho tiempo, párpados rojos y dolor de ojos, lagrimeo, guiños constantes, entre otros.
  • Tratamiento: las gafas son la alternativa más efectiva.

Estrabismo

Esta alteración ocurre cuando uno de los dos ojos (o los dos) se desvía hacia dentro o hacia afuera, o bien hacia arriba o hacia abajo. Por lo general, el estrabismo es un trastorno ocular asociado a la musculatura del ojo. Es decir, los músculos tiran más fuerte hacia un lado y el ojo adopta esa posición.

  • Señales de alarma: desalineación de la mirada, entrecierre de un ojo ante la presencia de luz, inclinación de la cabeza para usar los dos ojos, entre otros.
  • Tratamiento: como la mayoría de los trastornos oculares en los niños, el uso de gafas es una alternativa efectiva. Igualmente, puede complementarse con terapia visual.

En Óptica San Pedro prestamos el servicio de Optometría Infantil para brindar a los pequeños, tratamientos y técnicas indispensables para potenciar su salud visual.

Aparición de presbicia. Vista cansada y entrenamiento visual

Entrenamiento visual para retardar la aparición de presbicia o vista cansada

La presbicia o también conocida como vista cansada, es un defecto refractivo ocasionado por el desgaste de elasticidad del cristalino, lente natural del ojo que permite el enfoque de las imágenes en variadas distancias. A su vez, la reducción de capacidad de acomodación propicia inconvenientes para ver de cerca con nitidez.

Si bien esta es una alteración ocular muy frecuente, se trata de un procedimiento de degeneración natural del ojo. Por lo general, se manifiesta luego de los 40 o 45 años de edad, afectando a casi el 90% de la población. Dado la magnitud de los daños en el sistema visual, este problema puede ser corregido con lentillas, gafas o cirugía.

Sin embargo, el entrenamiento visual es una opción que permite retardar la aparición de presbicia. Eso sí, complementando los ejercicios con el tratamiento correspondiente, sea lentillas, gafas o cirugía.

¿Entrenamiento visual para la presbicia?

Recordemos que el entrenamiento visual es un conjunto de técnicas que permite mejorar la calidad ocular. Además, permite realizar todas las actividades en las que intervienen componentes visuales, alcanzando un elevado grado de confort con un mínimo nivel de esfuerzo.

Por eso, la terapia visual es admitida para cualquier persona que desee mejorar el funcionamiento de su sistema visual a fin de conseguir una visión más eficiente. Así que bien puede ser un tratamiento complementario para retardar la aparición de presbicia.

Sin embargo, es importante mencionar que, el entrenamiento o terapia visual en ningún caso evita el surgimiento de esta alteración, tengamos en cuenta que se trata de un procedimiento fisiológico e irreversible que la mayoría de los adultos mayores llegan a padecer.

Así que el propósito de esta terapia visual es retrasar la presbicia, más no desaparecerla porque es algo imposible, ya que está relacionada al deterioro del sistema visual a causa de la edad.

En este caso, los ejercicios para la presbicia permiten reforzar la musculatura ciliar y la convergencia. De igual forma, al tratarse de una alteración visual, lo más ideal es asesorarse con especialistas capacitados que puedan adaptar los tratamientos visuales correctos. A fin de conseguir mejores resultados y evitar el sobreesfuerzo ocular.

Con la terapia visual, se aprende a emplear y desarrollar un óptimo funcionamiento de las habilidades visuales. A su vez, se mejora el enfoque, confort, memoria visual y, sobre todo, rendimiento lector que es el más afectado durante los primeros síntomas de la vista cansada o presbicia.

Cómo se adaptan los ejercicios visuales para retardar la aparición de presbicia

En este caso, el profesional óptico-optometrista especializado en entrenamiento visual parte de las necesidades oculares arrojadas en un examen visual, para adaptar ejercicios personalizados para cada paciente.

Los ejercicios servirán para tratar los síntomas correspondientes a la presbicia, es decir, visión borrosa, cansancio ocular, dolor de cabeza al leer, entre otros. De este modo, se mejorará la calidad visual para que se puedan realizar tareas habituales como leer sin tanto esfuerzo o conducir.

La finalidad del entrenamiento visual como alternativa para retardar la aparición de presbicia, es potenciar las habilidades visuales que aún se mantienen para facilitar una visión más clara, evitando así el rápido avance de esta alteración visual.

Eso sí, volvemos a recalcar cuán importante es mantener a la par otro tratamiento ideado especialmente para tratar la presbicia. Pues al detectarse a temprana edad es posible corregirlo (a través de gafas, lentillas o cirugía) para desarrollar una mejor calidad de vida.

La terapia visual es un complemento, más no el único tratamiento que deberá seguirse para tratar esta alteración fisiológica de índole ocular.

En Óptica San Pedro brindamos entrenamiento visual para retardar la aparición de presbicia

En nuestro Centro de Optometría contamos con un equipo humano capacitado en terapia visual para brindar tratamientos conforme a las necesidades visuales de nuestros pacientes.

Partimos de una primera valoración donde diagnosticamos el deterioro del sistema ocular, y de allí, definimos los tratamientos más efectivos. En el caso de la presbicia, asesoramos respecto a ejercicios visuales que permitan, entre otras cosas, retardar la aparición de presbicia en adultos mayores. Igualmente, brindamos asesoría e información sobre la adaptación de gafas, lentillas o cirugía.

¡Permítenos ayudarte!

Vista al conducir. En Óptica San Pedro cuidamos de tu vista a través de estudios de visión

Vista al conducir, importancia de utilizar gafas

¿Sabías que el 90% de la información que necesitas para conducir la recibes mediante la vista? Por eso, mientras estás frente al volante el sentido de la visión se vuelve fundamental. Ya que este se ve obligado a adaptarse de forma inmediata a un entorno cambiante en cuestión de segundos.

Aunado a ello, si padeces de algún problema ocular que no has atendido de la forma debida, la seguridad vial desciende a un muy bajo nivel. Tanto para ti, como para los ocupantes del vehículo así como para los transeúntes y demás autos.

Pese a que se ha demostrado cuán relevante es la vista al conducir, cerca del 25,7% de los españoles con una edad comprendida entre los 18 y 30 años, nunca se han sometido a un examen visual.

Influencia de la vista al conducir

Recordemos que el sistema visual está conformado por una serie de elementos que crean la armonía perfecta para que podamos ver de forma óptima. En el caso de la vista al conducir, el principal elemento que entra en actividad es la agudeza visual.

Cuando estamos conduciendo, nos vemos obligados a realizar constantes y repetidos esfuerzos para captar de forma rápida todo lo que sucede a nuestro alrededor. Por este sobreesfuerzo, poco a poco la agudeza visual se va debilitando, dando paso a molestias como visión borrosa o fatiga ocular.

De igual modo, enfermedades o defectos visuales como los de refracción también imposibilitan ver de forma óptima todos los detalles que hay sobre la carretera. Ya que la capacidad de enfoque a corto, mediano o largo plazo se ve interrumpida por problemas de agudeza. Todo eso, crea una barrera entre los habituales elementos que se suelen percibir al conducir.

Pero, ¿Qué factores alteran la vista al conducir? Veámoslos enseguida:

El deslumbramiento

Tanto de día como de noche, el deslumbramiento se considera como la molestia que más afecta a los conductores, ralentizando el tiempo de reacción y detección. Por su parte, los reflejos durante el día se dan a causa de la luz solar que se refleja sobre la carretera y en los parabrisas. Mientras que, por la noche, el deslumbramiento se da por los cambios de luminosidad de los vehículos que circulan en sentido contrario.

En cualquiera de las situaciones, los reflejos entorpecen nuestra visión al conducir. El deslumbramiento llega a limitar nuestro sistema visual al chocar contra nuestros ojos.

Los efectos del alcohol

Es uno de los factores que más altera la vista al conducir. Pues disminuye la agudeza visual, puede generar visión doble, propicia fallas en el cálculo de distancias y reduce el campo visual. Por eso, cuando se está bajo los efectos del alcohol no se debe conducir, ya que el sistema visual está muy debilitado y no puede ofrecer un enfoque nítido.

La velocidad

De acuerdo a un estudio realizado por el Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas, el campo visual disminuye hasta 75 grados a medida que se incrementa la velocidad durante la conducción.

Y es que a mayor velocidad, más rápido cambia el entorno y es menos probable que podamos percibir algún detalle. Puesto que el sistema visual no logra mantener un enfoque concreto por el gran sobreesfuerzo que debe realizar para cambiar el entorno en cuestión de segundos.

Así que mantener una velocidad promedio permite tener más tiempo para reaccionar ante cualquier eventualidad, ya que le damos el suficiente tiempo a nuestro sistema visual para que se adapte a las diferentes circunstancias.

Visión nocturna

Durante la noche, la visión no reúne las condiciones necesarias para brindar seguridad vial. Ya que la agudeza visual decae en un 70%, y el sentido de profundidad es 7 veces inferior, así que nuestra capacidad para reconocer objetos y su distancia se ve alterada.

¿Es necesario utilizar gafas al conducir?

¡POR SUPUESTO! La conducción es una actividad constante en períodos extensos para los que vale la pena prepararse. El uso de gafas polarizadas en los desplazamientos durante el día, es necesario para evitar los molestos deslumbramientos.

Igualmente, si padeces de alguna alteración visual es necesario tratarla de inmediato para corregirla y que puedas brindar a tu sistema visual las condiciones necesarias para que te envíe la información correcta durante tu viaje sobre la carretera.

En Óptica San Pedro fomentamos una óptima vista al conducir

En nuestro Centro de Optometría nos preocupamos por ofrecer a nuestros pacientes revisiones profundas sobre el estado de su sistema visual. Así como la posterior adaptación de las gafas correspondientes. ¡Visítanos y permítenos ayudarte!

Óptica San Pedro. Especialistas en Visión Borrosa. Conoce sus causas y soluciones.

Visión borrosa: Diagnóstico en un examen de agudeza visual

La visión borrosa es una alteración ocular muy frecuente, suele corresponder a una disminución de la agudeza visual de inicio gradual. Recordemos que la agudeza es la capacidad que permite ver objetos con mayor o menor nitidez.

Por ello, quienes padezcan esta afección tienden a ver los objetos fuera de foco y con opacidad. De hecho, la visión difusa también es un síntoma de otras alteraciones visuales. Tal como el desprendimiento de retina.

Por lo general, la visión nublada (como también se conoce) puede afectar a ambos ojos, pero algunos pacientes la experimentan solo en un ojo.

Causas de la visión borrosa

Las principales causas de esta alteración se asocian a errores de refracción o a la presbicia. Sin embargo, también podría ser una señal de problemas visuales más serios, tal como lo mencionamos al inicio. Incluso, podría ser una derivación de un trastorno neurológico. A continuación detallamos puntualmente sus causas comunes:

  • Errores de refracción: es decir, miopía, hipermetropía y astigmatismo. Los defectos refractivos no corregidos se manifiestan por medio de visión borrosa.
  • Degeneración macular vinculada a la edad: lo que propicia alteraciones en la retina que imposibilitan mantener una visión uniforme.
  • Cataratas: como consecuencia de la edad o bien por otras patologías, el cristalino se torna menos flexible, más grueso y más opaco. A su vez, produce problemas oculares relacionados a la visión difusa.
  • Estrés y fatiga: un estilo de vida pesado puede ocasionar la difusión de la vista por agotamiento excesivo.
  • Presión arterial elevada: cuando se sostienen niveles altos de presión arterial, la retina suele sufrir daños nublando la vista.
  • Fatiga ocular: cuando se está por tiempo prolongado ante una pantalla, los ojos deben hacer grandes esfuerzos acomodativos para enfocar y desenfocar. Esto, a su vez, aumenta el riesgo de nublar la vista.
  • Migrañas oculares: suele ser el inicio de una migraña o dolor de cabeza.
  • Cansancio crónico: generado por exceso de trabajo, estudio o por falta de sueño.

Síntomas de la vista nublada o borrosa

Aun cuando la visión borrosa suele ser también un signo de otras enfermedades oculares, esta alteración también desprende sus propios síntomas. Veamos cómo identificar un episodio de visión nublada:

  • Dolor de cabeza y de ojos.
  • Sequedad ocular.
  • Picor y enrojecimiento.
  • Dificultad para ver nítidamente objetos a mediana o lejana distancia.
  • Variaciones repentinas de la visión.
  • Reducción significativa de la visión, sobre todo en un solo ojo.
  • Dolor ocular.
  • Desgaste de una zona concreta en el campo visual.

Diagnóstico en un examen de agudeza visual

Cuando se presenten continua y prolongadamente algunos de los síntomas mencionados anteriormente, lo más recomendable es acudir a una revisión oftalmológica para detectar cualquier alteración en el sistema visual. De este modo, el primer paso es efectuar un examen detallado de agudeza visual.

Por lo general, la agudeza se mide mientras el paciente se ubica a unos 6m de una tabla ocular (tabla optométrica de Snellen) estándar que se encuentra apoyada o proyectada en una pared. Cada uno de los ojos se mide por separado mientras el otro se cubre con un objeto sólido, con la finalidad de evaluar el rendimiento de cada estructura ocular.

Además, la agudeza visual se mide con y sin las gafas del paciente. Usualmente, el profesional óptico-optometrista se apoya de un dispositivo con un pequeño agujero (refractor estenopeico) a través del cual estará mirando el paciente. Mediante este dispositivo se pueden corregir errores refractivos.

Igualmente, el examen ocular también es de gran importancia practicarlo durante esta revisión. Ya que a través de él se inspeccionan los reflejos fotomotores directos y consensuales, haciendo uso de la prueba de la linterna oscilante. De este modo, se controlan los campos visuales empleando la confrontación y una grilla de Amsler.

En Óptica San Pedro somos especialistas en Visión Borrosa

En nuestro Centro de Optometría nos preocupamos por brindar soluciones efectivas a nuestros pacientes. Justamente por eso, partimos de un examen de agudeza visual para detectar las posibles causas que propician la vista nublada. Con el propósito de adaptar el tratamiento más adecuado que nos permita potenciar la calidad visual de nuestros pacientes y, por supuesto, su salud ocular.

Rehabilitación Visual en Óptica San Pedro de Murcia

Rehabilitación visual: Técnica necesaria para combatir la baja visión

La rehabilitación visual nació como una esperanza para que los pacientes que padezcan de bajan visión puedan optimizar su calidad de vida. Por eso, en los últimos años esta técnica ha demostrado que se puede enseñar a las personas a utilizar al máximo su resto visual. Así podrán desarrollar su vida con total normalidad.

Recordemos que la baja visión es una alteración ocular que suele afectar más a adultos mayores. Incluso, la mayoría de estos pacientes padecen a su vez otras patologías visuales vinculadas también con el transcurrir de la edad. Siendo producidas por el desconocimiento de alternativas modernas que permiten optimizar su salud ocular.

El propósito de aplicar la rehabilitación ocular como una técnica necesaria para combatir la baja visión, es ofrecer a las personas la posibilidad de volver a tener una vida visualmente activa.

¿En qué consiste la rehabilitación visual?

Esta técnica oftalmológica consiste en la realización de una serie de ejercicios y estrategias oculares que permitan al paciente estimular y optimizar la calidad de su visión reducida.

Partiendo del hecho de que no toda su retina está dañada y, por ende, a través de un conjunto de ejercicios continuos puede aprovechar el resto visual que posee para poder llevar su vida de la mejor forma posible.

De este modo, cuando hay un problema en el campo central, en la mácula, a través de la rehabilitación visual se enseña al paciente a observar por una zona periférica cercana a la mácula. Si bien esta zona no detecta los detalles con suma nitidez como la mácula, se ampliará la imagen a través de ayudas ópticas para optimizar la visión.

Ahora bien, cuando hay una pérdida de campo visual, a través de esta técnica ocular se le enseña a recoger la información de una manera eficaz por medio de un rastreo visual. De igual forma, la rehabilitación ocular también permite mejorar el uso de las ayudas ópticas a través de entrenamientos y explicaciones.

En definitiva, en esta técnica se enseña desde lo más básico como el hecho de mantenerse orientado, y utilizar los complementos (bastón, por ejemplo…) para evitar lesiones. Así como entrenamientos más elevados como potenciar el resto visual para que el paciente realice con normalidad las labores diarias como cocinar, planchar, usar el teléfono y mucho más..

Objetivos de la rehabilitación visual

Por lo general, la rehabilitación ocular se orienta a objetivos específicos de acuerdo al tipo de paciente que padece de baja visión. En el caso de los niños, esta técnica se enfoca a promover un desarrollo general dentro de los estándares normales, es decir, a nivel cognitivo, psíquico, psicomotriz y socio – afectivo.

Mientras que en los adultos se orienta más a optimizar su vida personal y laboral. Y en los adultos mayores, la rehabilitación visual se aplica a miras de perfeccionar su vida diaria y ocio.

En resumidas palabras, esta técnica visual busca el mejoramiento continuo del resto visual para que todos los pacientes puedan desenvolverse tranquilamente en todo ámbito de su vida.

Pasos del tratamiento de rehabilitación visual

Inicialmente, cada paciente ha de recibir una atención y tratamiento personalizado de acuerdo a su patología y edad. Esto, con el fin de diseñar el plan de rehabilitación considerando las técnicas ideales de acuerdo a las características de cada persona.

Tomando en cuenta esa información, se sigue la siguiente ruta:

  • Primero, se establecen los objetivos que desea alcanzar el paciente. Tanto el profesional médico como el paciente definen los intereses concretos que se persiguen con este tratamiento.
  • Luego, se realiza una evaluación exhaustiva de la vista del paciente, examinando puntualmente cuáles son las áreas que funcionan, cuáles no y cuáles lo hacen de forma regular.
  • Posteriormente, se fijan las ayudas ópticas específicas que requiere el paciente para lograr los objetivos planteados al inicio de la rehabilitación.
  • Finalmente, se inicia el proceso de enseñanza de técnicas, ejercicios y estrategias visuales que permitan el mejor aprovechamiento posible del resto visual.

En Óptica San Pedro somos especialistas en tratar la Baja Visión

En nuestro Centro de Optometría contamos con tratamientos y ayudas ópticas que nos permiten potenciar el rendimiento del resto visual de nuestros pacientes. A través de un examen detallado y el establecimiento de un tratamiento, ayudamos a mejor la calidad visual de nuestros pacientes.

Motivados a ello, contamos con la innovación tecnológica orientada especialmente a la baja visión, el OrCam My Eye.

Lentes progresivas y lentes de contacto en Óptica San Pedro. Optometria infantil

Optometría infantil: ¿Cómo detectar y controlar la miopía en los niños?

Dentro de la Optometría Infantil, la miopía es uno de los defectos refractivos más comunes que afecta a los niños. Siendo, además, una de las principales causas de un bajo rendimiento escolar. Pues los niños que presentan alteraciones en su sistema ocular no pueden potenciar adecuadamente su aprendizaje. Y les es más difícil concentrarse al no apreciar nítidamente las labores escolares.

Esto, les impide llevar sus estudios de la mejor forma posible, ocasionando la disminución y complejidad de su proceso de aprendizaje, y una débil integración. Tanto a nivel escolar, como a nivel familiar y social.

Precisamente por eso, el diagnóstico de la miopía en los niños es algo fundamental. Recordemos que ellos no saben identificar claramente si ven bien o no, así que hay que estudiar y evaluar constantemente los síntomas que pudiesen presentar. Sobre todo, al momento de ver la tele o en su rendimiento académico.

¿Cómo detectar la miopía infantil?

La miopía es una problemática visual que altera la vista de lejos, es decir, quien la padece no puede observar de forma óptima objetos situados a distancia. El modo de detectarla en la infancia es un poco más complejo. Pues los niños comienzan a padecer los síntomas sin saber que podría deberse a una alteración visual. Por lo general, hacen caso omiso y continúan sus actividades rutinarias.

Allí, el papel de los padres y de los docentes se vuelve fundamental. Ya que ellos interactúan más de cerca con los pequeños y pueden analizar su comportamiento. Hasta el punto de deducir que, quizás el sistema visual de los niños esté alterando su rendimiento y desenvolvimiento en todo ámbito de su vida.

Para detectar la miopía infantil es importante estar alerta ante cualquier señal de miopía que pudiese estar afectando al menor. Esto sería tanto en su entorno escolar, pues una alteración ocular le impediría mantener un rendimiento adecuado. Así como en su hogar, ya que también mostrarían un comportamiento al cual hay que atender.

Los síntomas más usuales de la miopía infantil son:

  • Cansancio visual.
  • Picor en los ojos.
  • Baja comprensión lectora.
  • Hacer gestos con los ojos para enfocar mejor.
  • Mantener una cercanía inusual para poder leer o ver bien la tele.
  • Constante parpadeo.

Tengamos presente que un diagnóstico temprano de este defecto refractivo es garantía de una mejor calidad de vida y una salud visual más adecuada para que los niños puedan desenvolverse cómodamente en la escuela, en la casa y en su entorno social.

Tratamiento para controlar la miopía en los niños

Tal como lo comentamos en líneas anteriores, mientras más temprano se detecte la miopía en los pequeños, más posibilidades hay de corregir el defecto refractivo. ¿Por dónde comenzar? Inicialmente, si el pequeño está presentando dificultad para visualizar correctamente objetos, palabras o personas a distancia, es un indicativo de que su sistema visual no está funcionando de forma correcta.

En ese punto, hay que llevar al menor a revisión oftalmológica bajo el servicio de Optometría Infantil para confirmar (o descartar) algún problema refractivo. De corroborarse que el pequeño presenta un cuadro de miopía (leve o intenso), hay que actuar lo más pronto posible. La valoración optométrica es fundamental para establecer el tratamiento adecuado.

Bastará con la adaptación de gafas o lentes de contacto graduadas en función de la magnitud de miopía del niño. Partiendo de allí, el profesional médico ha de establecer las indicaciones pertinentes a los nuevos hábitos visuales que deberá tener el pequeño para neutralizar la miopía.

Lo más recomendable es que el menor acuda a revisión oftalmológica por lo menos una o dos veces al año para corroborar que los niveles de miopía no estén aumentando.

En Óptica San Pedro somos especialistas en Optometría Infantil

Pensando en mejorar la calidad de vida y la salud visual de los pequeños, en Óptica San Pedro somos especialistas en Optometría Infantil. Contamos con un personal capacitado en el área para dar respuesta a las principales alteraciones visuales que suelen afectar a los pequeños, entre esas, la miopía.

Nuestro procedimiento consiste en una revisión profunda que nos permita determinar el nivel de miopía que padece el menor. De acuerdo a los resultados, adaptamos el tratamiento más conveniente para optimizar su sistema visual.

Fatiga Visual Terapias y otros servicios en Óptica San pedro de Murcia. Varilux Especialista. Lentes Progresivas y de contacto

Fatiga visual: ¿Cómo la terapia visual contrarresta sus efectos?

La fatiga visual o también conocida como cansancio ocular es una alteración muy común, producida cuando los ojos se cansan por un esfuerzo acomodativo excesivo.

Por ejemplo, cuando se conduce por muchas horas continuas sin algún descanso. O se expone al sistema visual por largos períodos frente a la computadora u otros dispositivos digitales. Los cuales emanan una iluminación que, en exceso, puede ser degenerativa para las estructuras oculares.

Aunque al inicio esta afección no representa una alteración grave que restará inmediata salud a la vista, si se mantiene con el tiempo sí puede comenzar a traer consecuencias molestas.

¿Cómo se desarrolla la fatiga visual?

Muchos expertos en oftalmología y optometría no definen al cansancio visual como una enfermedad o patología. Sino más bien como una secuela por haber exigido más de los estándares normales a la vista. Cualquiera que sea el caso, lo entendemos como una alteración que afecta el sistema ocular.

En este sentido, tras un período excesivo visual, la musculatura del ojo se torna más o menos aliviada cuando se mira de lejos. Sin embargo, cuando debe enfocar de cerca tiene que realizar un trabajo superior. Esto es lo que definimos como esfuerzo acomodativo mayor. Y es que al dedicar muchas horas a ver una pantalla o leer un libro, la musculatura ocular comienza a enviar señales de cansancio.

Si no atendemos a tiempo estos signos de molestia, la vista comenzará a nublarse porque la musculatura visual no puede mantener su estado normal. Justamente allí, comenzarán a intensificarse los síntomas. Si se continúa sobre esforzando la vista aun cuando ya tenemos señales de cansancio ocular, las estructuras visuales comenzarán a debilitarse más de lo debido.

Pues en este tipo de condiciones que ameritan un esfuerzo mayor, los ojos se ven obligados a hacer un trabajo superior para poder enfocar adecuadamente. De esta forma, se desarrolla la molesta fatiga visual.

Síntomas de la fatiga o cansancio ocular

Aunque la fatiga o cansancio ocular suele desaparecer cuando das descanso a tu vista o tomas otras medidas para disminuir la molestia, los síntomas suelen acrecentarse cuando continúas el sobre esfuerzo visual. Por lo general, las señales que aparecen son las siguientes:

  • Molestias oculares: irritación, picor, enrojecimiento, sensación de arenilla, lagrimeo y sequedad.
  • Dolores de cabeza: sobre todo a la altura de la frente o en el área de los ojos. Este dolor suele ser general en toda la cabeza, hasta en la parte posterior.
  • Inflamación leve y enrojecimiento de ojos o párpados: cuando los ojos se tornan hinchados, el lagrimeo comienza a aparecer. Aun cuando se trata de una inflamación leve, ya es momento de descansar la vista.
  • Visión borrosa: cuando se superan los lapsos mínimos establecidos para esforzar la vista, la dificultad para enfocar suele aparecer. Por eso, puedes llegar a percibir las imágenes como menos nitidez.
  • Sensación de congestión: bien sea con dolor en el puente nasal o en el área de las cuencas de los ojos. En muchos casos, podría imposibilitar el mantener los ojos abiertos.
  • Mayor sensibilidad a la luz: cuando aparece la fatiga visual, cualquier estímulo externo que cause esfuerzo, causará molestia en los ojos.

Es importante considerar que, en algunas situaciones, los síntomas del cansancio ocular podrían deberse a una patología visual que se ha ignorado y que amerita tratamiento. Así que si has experimentado constantemente estos signos aun cuando no estás sobre esforzando la vista, lo más ideal es acudir a una revisión oftalmológica. De este modo, podrán evaluar la situación real de tu sistema visual.

En Óptica San Pedro brindamos terapia visual como un mecanismo para contrarrestar los efectos de la  fatiga ocular

La terapia o entrenamiento visual es un tratamiento optométrico personalizado que tiene el fin de corregir los problemas de eficacia visual. Entre ellos, las molestias ocasionadas por la fatiga visual.

En Óptica San Pedro partimos de un estudio profundo que nos permite diagnosticar los daños a nivel del sistema ocular, generados por la fatiga visual. Partiendo de los resultados, diseñamos e implementamos una serie de ejercicios visuales de acuerdo a las necesidades del paciente para aligerar los síntomas del cansancio ocular.

El entrenamiento visual nos permite mejorar la calidad ocular de ambos ojos, brindándoles el descanso que necesitan y potenciando su rendimiento. Por lo general, los síntomas suelen desaparecer al poco tiempo. Sin embargo, se han de seguir practicando los ejercicios visuales para no caer de nuevo en el cansancio ocular.

óptica San Pedro en Murcia. Especialistas en salud visual para lentes progresivas y de contacto. Progresivos Varilux Excellence

Déficit o deficiencia visual, tipos, limitaciones y tratamiento

No solo los adultos mayores sufren de déficit visual, todos sin importar límite de edad estamos expuestos a padecer alguna deficiencia visual. Bien sea por condición hereditaria, o también por un tratado equivocado de la salud ocular.

Hay muchas insuficiencias oculares distintas, algunas no son evidentes de forma inmediata. Sino hasta que llegan a un punto máximo que desequilibran en gran medida nuestra salud visual.

Afortunadamente, con el transcurrir de los años, la ciencia y la tecnología han evolucionado al punto de diseñar métodos y aparatos que permiten optimizar la calidad ocular de las personas. Sin embargo, sigue siendo importante que nos informemos más en torno a esta problemática mundial.

¿Qué es un déficit visual?

Un déficit o discapacidad ocular se define con base en la agudeza o campo visual. Hablamos de déficit cuando en uno de los dos ojos existe una reducción considerable de la agudeza visual, afectando aun con el uso de gafas. O bien existe una disminución importante del campo visual del ojo.

El déficit visual tiende a originarse por un errado desarrollo de los órganos visuales, o como consecuencia de accidentes donde los ojos resultaron lesionados. O también por el padecimiento de patologías que afectan la vista. Dentro de esas destaca la diabetes, las cataratas, el glaucoma y el tracoma.

Síntomas del déficit o discapacidad visual

Tengamos presente que cada deficiencia visual reúne sus propias particularidades, por lo que los signos de detección podrían variar de una a otra. Sin embargo, por lo general, los pacientes presentan una amplia variedad de síntomas. Entre ellos:

  • Campo visual restringido (visión en túnel).
  • Sensibilidad a la luz deslumbrante.
  • Pérdida de campo visual.
  • Daltonismo.
  • Ceguera nocturna.
  • Dificultades severas en la capacidad visual.

Tipología de las discapacidades visuales

Habitualmente, se maneja la siguiente clasificación:

  • Ceguera Total: ausencia de respuesta visual.
  • Ceguera Legal: 1/10 de agudeza visual en el ojo de más visión, con correctivos y/o 20 grados de campo visual.
  • Disminución visual: 3/10 de agudeza visual en el ojo de más visión, con corrección y/o 20 grados de campo visual total.
  • Baja visión, visión parcial o visión subnormal: agudeza central disminuida o la pérdida del campo visual.

Cada uno de estos tipos es ocasionado por diferentes motivos, tal como lo mencionamos anteriormente, por lo que sus efectos pueden variar.

Limitaciones y restricciones funcionales del déficit visual

Un deficiencia visual desencadena limitaciones en la ejecución de actividades cotidianas en quien la padezca. A una persona con déficit visual le es más complejo llevar a cabo situaciones vitales en su día a día. Los factores familiares, sociales, personales y contextuales se ven alterados en estos pacientes.

Las limitaciones van en función de la etapa del paciente. Cuando nos referimos a los niños, sus limitaciones son diferentes a las de un adulto mayor. En un niño el proceso de enseñanza es más complicado, la educación escolar se ve alterada a causa de la deficiencia visual que el pequeño padezca. Su desenvolvimiento social también se torna lento hasta que el menor aprende a sobrellevar su discapacidad visual.

Ahora, en caso de una persona mayor, una deficiencia visual genera limitaciones al querer salir por sí solo fuera de casa. Además, preparar alimentos, hacer compras, manejar dinero, entre otras.

Cualquiera que sea el caso, el proceso de adaptación es de vital importancia para que los pacientes puedan incorporarse con normalidad a la sociedad. El hecho de padecer un déficit visual no los hace diferentes, solo que necesitan emplear mecanismos especiales para llevar al día sus labores. Pero todo es posible mientras se les apoye y se les brinde el tratamiento adecuado.

Tratamiento para contrarrestar los efectos de una deficiencia visual

Antes de aplicar un tratamiento en específico, el profesional médico debe determinar la causa y el grado de la discapacidad visual. No para todos los tipos de déficit se aplica el mismo tratamiento. Sin embargo, por lo general suelen adaptarse los siguientes métodos:

  • Dispositivos de aumento para la visión.
  • Mando de la diabetes.
  • Cirugía de cataratas.
  • Control del glaucoma.
  • Adaptación de lentes correctores.
  • Cirugía de láser o crioterapia (congelamiento) para la retinopatía.
  • Ayudas visuales.

En Óptica San Pedro brindamos asistencia médica de primera calidad

Ante la sospecha de alguna deficiencia visual, en nuestro Centro de Optometría contamos con un equipo de profesionales que brinda asistencia personalizada.

Estamos a la vanguardia de los últimos avances tecnológicos para brindar a nuestros pacientes una mejor calidad visual que les permita llevar en tiempo y forma sus labores cotidianas.